El marketing inmobiliario del futuro

El marketing inmobiliario es un sector que está en continuo desarrollo e innovación. Especialmente en los últimos años ha vivido una evolución significativa a una velocidad exponencial.

Los grandes avances tecnológicos han dado lugar a que muchas industrias tengan que adaptarse velozmente y ajustar sus estrategias a un mercado cada vez más competitivo. El caso del sector inmobiliario no es la excepción. Quien apueste por la innovación y la integración de la tecnología logrará optimizar un negocio y sobresalir de la competencia.

Adaptarse rápidamente al cambio es necesario. Por tanto, es un aspecto que no se puede dejar a un lado dentro de los esfuerzos de marketing inmobiliario.

El futuro que tenemos por delante

La era digital llegó para revolucionar las industrias y el mundo entero. La tecnología está presente en todos lados y tiene un impacto en la manera en la que llevamos nuestro día a día.

Hoy en día estamos acostumbrados a tener todo lo que necesitamos en la palma de nuestras manos y de forma inmediata. Además, lo que buscamos es aprovechar nuestro tiempo al máximo, generando y compartiendo experiencias inigualables.

Por tanto, no es de extrañarse que el futuro de las industrias se vea marcado por tendencias que busquen integrar tecnologías disruptivas con el fin de automatizar sus procesos, reducir costos y brindar soluciones innovadoras.

Por otra parte, el futuro de toda empresa se verá afectado por su capacidad para adaptarse al cambio. En este caso lo importante será poder reconocer cuáles son las tendencias y ajustar las estrategias de tu negocio para no solo adaptarse, sino hacer algo diferente para lograr sobresalir de la competencia.

Marketing inmobiliario: es hora de trascender

El marketing inmobiliario del futuro

Tal vez ahora te parece de lo más normal entrar a internet para buscar una casa y encontrar miles de ofertas diferentes con imágenes, videos e información detallada cada una. Sin embargo, la transformación offline al mundo online del sector inmobiliario no es algo que sucedió de la noche a la mañana.

La tecnología realmente marcó un cambio en este sector. Si bien antes se trataba de vender una casa, hacer marketing inmobiliario hoy se trata de vender una experiencia.

Anteriormente la manera de vender un inmueble consistía en colocar vallas publicitarias o anuncios en la radio o televisión para finalmente concretar una cita para conocer en persona el lugar y sus alrededores.

Hoy ciertamente el proceso es otro. Las personas están a tan solo un clic de poder ver un inmueble en su totalidad, su ubicación y alrededores desde la comodidad de su hogar.

Este cambio comenzó hace aproximadamente 10 años, cuando las agencias inmobiliarias empezaron a contar con un sitio web para dar a conocer sus ofertas y servicios. Sin embargo, a esta altura aún no había nada innovador. Simplemente se pasó de colocar anuncios de forma offline a publicarlos en internet. No se ofrecía contenido atractivo ni de calidad.

Fue gracias a la llegada de las redes sociales que las inmobiliarias contaron con un espacio donde compartir información al mismo tiempo que interactúan con el público. Sin duda alguna se generó un cambio positivo. Sin embargo aún existía lugar para ofrecer y crecer más.

Es aquí cuando se comienza a aplicar el inbound marketing, en el que todo se basa en generar experiencias. Esto se consigue a través de la publicación de contenidos de calidad, teniendo mayor conocimiento del usuario, sus gustos y preferencias. De esta forma, se personaliza la oferta al máximo.

Definitivamente hoy en día el cliente tiene mayor información y herramientas a su alcance que le brindan una experiencia más satisfactoria. Avanzar con la tecnología es una necesidad inmediata.

¿Cómo se verá el marketing inmobiliario del mañana?

El marketing inmobiliario del futuro

¿Recuerdas la película de Disney “Smart House”? ¿En donde la casa es tan autosuficiente que llega un momento en el que se cree la mamá de la familia, quien conocía a la perfección los hábitos, rutinas y preferencias de alimentos de sus inquilinos? 

Pues el futuro inmobiliario apunta hacia allí. Casas inteligentes que aprenderán nuestras preferencias y rutinas incluso antes de que las habitemos. 

Pero probablemente te estarás preguntando ¿cómo es posible que tengan acceso a esa información? Pues es algo que ya se aplica en cierto nivel en la actualidad. Todo vendrá a través de las redes sociales, las cuales 24/7 estudian nuestro comportamiento, hábitos y preferencias. 

Mientras llegamos a ese futuro no muy lejano hoy en día existen otras formas de marketing virtual inmobiliario. Por ejemplo, ¿te imaginas poder recorrer y visitar cada rincón de una propiedad que planeas comprar desde la comodidad de tu sofá o cuando visitas un centro comercial? 

Existen ya tecnologías como real time render o panorama 360 las cuales funcionan con lentes de realidad aumentada, que al momento de ponerlos podrás ver y hacer un recorrido virtual en tiempo real con una imagen periscópica para poder estar totalmente inmerso en el proyecto arquitectónico.

La tendencia es clara y así como cada vez más personas se animan a interactuar con todo lo que el mundo virtual tiene que ofrecer, es muy probable que para comprar una casa o propiedad no tengas que hacer mucho más que un clic con un dedo para adquirirla o tener una experiencia inmersiva.

Por ello, las inmobiliarias tendrán que siempre buscar innovarse en el ámbito digital para crear experiencias inigualables y destacar de la competencia.

Cotiza con Hoppers

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *